Señalización: La gran ausente en las calles de Rep. Dom.

Esta semana se hizo viral el video de un accidente en Ciudad Juan Bosch donde el conductor de un autobús de la Oficina Metropolitana de Servicios de Autobuses (OMSA) lamentablemente falleció. Traigo a colación este tema porque en el video se ve claramente que, aunque hay un paso de cebra con sus respectivas líneas de Pare, la señalización vertical es la gran ausente.



¿La señalización pudo evitar el accidente?

Aunque existen muchos factores, y la educación es uno de ellos, la señalización es importantísima para todo país que busca reducir la tasa de accidentes. Y es más importante para nosotros debido a la posición en la que nos encontramos en ese sentido. Para 2019, según datos del Observatorio Permanente de Seguridad Vial (OPSEVI), 115,381 dominicanos fueron afectados por los accidentes de tránsito, de los cuales 3,204 murieron y 112,177 resultaron heridos. Los motociclistas representan el 54% de los muertos, seguidos de los peatones por el 11%e. Estos son 2 de los grupos más vulnerables en los accidentes de tránsito.


Pero lejos de todo ello y la falta de educación grandísima que tenemos, también tenemos una falta de señalización evidente. Los puntos de mayor accidentalidad carecen de señales y en muchos sitios donde existen, están en condiciones deplorables.

Hay otros lugares que tienen señales de más, por ejemplo, la ciclovía del DN. Recientemente fueron colocadas señales por parte del Ayuntamiento del Distrito Nacional. Semanas más tardes las señales fueron sustituidas por otras de colores más adecuados a las normativas nacionales, aunque estamos a la espera del manual que ya está en revisión. Las primeras no estaban mal, pero había necesidad de colocar otras al parecer. Ese presupuesto usado para uno de los 2 grupos de señales debió utilizarse para señalizar otras partes de la ciudad. Espero que en el informe no aparezca la palabra interinstitucionalidad, porque evidentemente no hubo.


Tenemos puntos con más huecos en el pavimento que señalización horizontal y más publicidad que señalización vertical.

Es cierto que muchas de esas señales no se respetan por la falta de un sistema integrado de multas y sanciones con un régimen de consecuencias bien definido y que sea llevado a cabo por las autoridades, pero no podemos pretender llegar a ese punto o que los ciudadanos respeten las normas de tránsito si ni siquiera existen las señales. Y es que no se le ha dado la importancia de lugar.


Las señales son la traducción de la ley en tiempo real para los ciudadanos

Volviendo al accidente con la OMSA, que ocurrió en Ciudad Juan Bosch, el megaproyecto residencial del Gran Santo Domingo valorado en RD$448.9 millones (solo en viviendas), vemos que no se tomó en consideración colocar señales verticales de Pare en la intersección donde ocurrió el hecho. Esto hace que, además de que ambos choferes fueran culpables por ir a alta velocidad y no detenerse, también los encargados del proyecto y quienes lo aprobaron desde el Estado deben asumir parte de la culpa.


Todo proyecto debe tener contemplado la señalización vertical y horizontal y, aunque Ciudad Juan Bosch aún no está completada, ya hay familias viviendo ahí y el flujo vehicular aumenta día tras día. Este hecho ocurrió y causó conmoción por la forma en que pasó, pero el punto de referencia ha sido reportado por los ciudadanos en varias ocasiones y no se hace nada al respecto. Y solo estamos hablando de un punto.


El tramo de carretera de la Av. Ecológica, que fue reconstruido para llegar a Ciudad Juan Bosch y que salió en RD$380 millones, se inauguró sin los elementos de seguridad necesarios. Hemos visto accidentes desde esa fecha y han realizado algunas intervenciones que han ayudado, en algunos puntos, y empeorado en otros. Pero no debemos llegar al punto de que la ciudadanía se subleve a través de los medios digitales para cambiar las cosas, cuando todo eso debió plantearse desde el diseño e incluido en el presupuesto.


Si existe la tan mencionada transparencia, hay que evaluar todos los proyectos que se han construido y revisar cuanto valió la señalización fantasma que colocaron.

Pero si no fue contemplado en el diseño, porque le correspondía a otra entidad como los ayuntamientos o al MOPC, les cuento que todos tienen un presupuesto para ello. Busqué y busqué en los presupuestos aprobados y no encontré nada al respecto porque presupuestan la señalización por proyecto, pero un proyecto sencillo de señalización puede llegar a costar hasta RD$1 millón. Así que cuando veas que están trabajando en las calles y carreteras de cualquier lado del país, y no colocaron la señalización adecuada, hay al menos RD$1 millón que se desvanecieron (2 refresquitos para los ingenieros y una papita para cada obrero).


Esta no es la primera vez que me refiero al tema. Hay una falta de señalización increíble y preocupante para un país que se ve tan afectado por los accidentes.
36 vistas0 comentarios

© 2020 by Civilgineering

  • Instagram - Círculo Blanco
  • Twitter - círculo blanco
  • YouTube - círculo blanco
  • Spotify - círculo blanco
  • SoundCloud - círculo blanco
  • LinkedIn - círculo blanco