El Tecnocapitalismo libera el medio ambiente


Si existe algo que ha impulsado más que nada la innovación a lo largo de la historia de la humanidad es ¿cómo podemos obtener más con menos? Durante largos periodos de nuestra historia en este planeta no se tenía respuesta ya que se consideraba imposible. Durante siglos, nuestra prosperidad provenía directamente de nuestra capacidad de tomar recursos de la tierra. Esto produjo increíbles contribuciones positivas en casi todos los campos: tecnología, industria, medicina y muchas áreas más. Pero existe un área donde el intercambio no fue tan positivo como en las demás, el medio ambiente.


A medida que las industrias lograban combinar el ingenio humano con los recursos del planeta se obtuvieron muchos beneficios, pero también muchos perjuicios como la contaminación

Muchos argumentan que la única solución a este problema es consumir menos, reciclar, más impuestos a las empresas y hasta vivir en la naturaleza (como los hombres primitivos). Pero ¿y si esto no es cierto? ¿Que pasa si estas doctrinas del ecologismo no han sido las que han provocado las mejoras que se han obtenido y tampoco resolverán el problema?


Los dos elementos responsables de los cambios positivos que se han logrado son el progreso tecnológico de la mano con el capitalismo, si, los mismo que provocaron los usos masivos de los recursos en la revolución industrial. Talvez les parezca extraño a muchos pensar que es exactamente esta combinación la que nos hizo aumentar enormemente nuestro uso de recursos y daños ambientales a partir de la Revolución Industrial a fines del siglo XVIII. La era industrial fue una época de mejoras sorprendentemente grandes y rápidas en la prosperidad humana, pero estas mejoras fueron a expensas de nuestro planeta. Sacamos recursos, talamos bosques, matamos animales, ensuciamos el aire y el agua con contaminación y cometimos innumerables otras ofensas contra la tierra.

Lo más raro de esto es que no se hicieron cambios extremos para reducir esa relación entre la prosperidad humana y la contaminación.


Mejoramos al unir los avances de la tecnología con el capitalismo para satisfacer los deseos y las necesidades de los humanos. Inventamos la computadora, Internet y un conjunto de otras tecnologías digitales que nos permiten desmaterializar nuestro consumo: con el tiempo nos permitieron consumir más y más, mientras que tomamos cada vez menos del planeta. Esto sucedió porque las tecnologías digitales ofrecieron los ahorros de costos que provienen de la sustitución de bits por átomos, y las intensas presiones de costos del capitalismo hicieron que las empresas aceptaran esta oferta una y otra vez. Piense, por ejemplo, cuántos dispositivos ha reemplazado su teléfono inteligente.

Tecnologías actuales que ayudan contra la contaminación


Energía renovable


La energía renovable, también conocida como "energía limpia", es energía que se recolecta de recursos renovables que se reponen naturalmente, como la luz solar, el viento, la lluvia, las mareas, las olas y el calor geotérmico. La tecnología ambiental moderna nos ha permitido capturar esta energía natural y convertirla en electricidad o calor útil a través de dispositivos como paneles solares, turbinas eólicas y de agua, lo que refleja un impacto altamente positivo de la tecnología en el medio ambiente.

Habiendo superado al carbón en 2015 para convertirse en nuestro segundo mayor generador de electricidad, las fuentes renovables actualmente producen más del 20% de la electricidad del Reino Unido, y los objetivos de la UE significan que es probable que aumente al 30% en 2020. Si bien muchos proyectos de energía renovable son grandes a gran escala, las tecnologías renovables también son adecuadas para áreas remotas y países en desarrollo, donde la energía es a menudo crucial en el desarrollo humano.


El costo de las tecnologías de energía renovable, como los paneles solares y las turbinas eólicas, está disminuyendo y la inversión gubernamental está en aumento. Esto ha contribuido a que la cantidad de instalaciones solares en tejados en Australia crezca de aproximadamente 4,600 hogares a más de 1.6 millones entre 2007 y 2017.


Tecnología inteligente

La tecnología de hogar inteligente utiliza dispositivos como sensores de enlace y otros dispositivos conectados a Internet de las cosas (IoT) que pueden monitorearse y programarse de forma remota para ser lo más eficiente posible y responder a las necesidades de los usuarios. Internet de las cosas (IoT) es una red de objetos conectados a Internet capaces de recopilar e intercambiar datos utilizando tecnologías de sensores integrados. Estos datos permiten a los dispositivos en la red "tomar decisiones" de forma autónoma en función de la información en tiempo real. Por ejemplo, los sistemas de iluminación inteligentes solo iluminan las áreas que lo requieren y un termostato inteligente mantiene los hogares a ciertas temperaturas durante ciertos momentos del día, lo que reduce el desperdicio.

Esta tecnología ambiental ha sido habilitada por una mayor conectividad a Internet como resultado del aumento en la disponibilidad de WiFi, Bluetooth y sensores inteligentes en edificios y ciudades. Los expertos predicen que las ciudades del futuro serán lugares donde cada automóvil, teléfono, aire acondicionado, luz y más están interconectados, dando lugar al concepto de "ciudades inteligentes" eficientes en energía.

La tecnología de Internet demuestra aún más el impacto positivo de la tecnología en el medio ambiente debido al hecho de que las redes sociales pueden crear conciencia sobre el problema global y se pueden crear laboratorios virtuales en todo el mundo. Los expertos de diferentes campos pueden compartir de forma remota sus investigaciones, experiencias e ideas para encontrar soluciones mejoradas. Además, los viajes se reducen ya que las reuniones / comunicación entre amigos y familiares se pueden hacer virtualmente, lo que reduce la contaminación de las emisiones del transporte.


Vehículos eléctricos

Los vehículos eléctricos son impulsados por uno o más motores eléctricos, utilizando energía almacenada en baterías recargables. Desde 2008, ha habido un aumento en la fabricación de vehículos eléctricos debido al a que estos son mucho más eficientes y tiene un menor coste de propiedad que los equivalentes de gasolina.

Los vehículos eléctricos demuestran un impacto positivo de la tecnología en el medio ambiente porque no producen emisiones de carbono y no contribuyen a la contaminación del aire, lo que significa que son más limpios y menos dañinos para la salud humana, los animales, las plantas y el agua. Los vehículos eléctricos podrían ser el camino a seguir para una sociedad menos contaminante porque compañías como Bloomberg predijeron que podrían llegar a ser más baratos que los autos de gasolina para 2024 y, de acuerdo con Nissan, ahora hay más estaciones de carga de vehículos eléctricos en el Reino Unido que estaciones de combustible.

Así que no necesitamos hacer cambios radicales en nuestra forma de vivir, sino que necesitamos hacer más de las cosas buenas que ya estamos haciendo y dejar que los avances del capitalismo y la tecnología sigan aportando a buscar soluciones a los problemas que enfrentamos.




Admin. (2019, October 18). Andrew McAfee: Why Capitalism & Technology Will Save the Planet. Retrieved from https://chrisriback.com/andrew-mcafee-why-capitalism-technology-will-save-the-planet/

Environmental Technology: Impact of technology on the environment. (2019, November 13). Retrieved from https://edinburghsensors.com/news-and-events/impact-of-technology-on-the-environment-and-environmental-technology/

McAfee, A. P. (2019, October 4). From technology and capitalism, a hopeful remedy for the planet. Retrieved from https://mitsloan.mit.edu/ideas-made-to-matter/technology-and-capitalism-a-hopeful-remedy-planet

The Return of Nature. (n.d.). Retrieved from https://thebreakthrough.org/journal/issue-5/the-return-of-nature

0 vistas

© 2020 by Civilgineering

  • Facebook B&W
  • Twitter B&W
  • Instagram B&W