Coronavirus y Movilidad



Por qué brotes como el del Coronavirus crecen exponencialmente y cómo ‘aplanar la curva’?

Después de que el primer caso de COVID-19, la enfermedad causada por un nuevo tipo de Coronavirus, se anunciara en los Estados Unidos, noticias sobre nuevas infecciones empezaron a aparecer lentamente. Dos meses después, ese goteo se ha convertido en una corriente constante.


La llamada curva exponencial preocupa a los expertos. Si el número de casos continúa duplicándose cada tres días, en mayo habría cerca de cien millones de casos solo en Estados Unidos.


Esto son solamente matemáticas, no profecías. Según los profesionales de salud pública, la propagación puede ralentizarse si la gente pone en práctica el “distanciamiento social” evitando los lugares públicos y, en general, limitando sus movimientos.


Aún así, si no se toman medidas, el COVID-19 continuará expandiéndose exponencialmente durante meses. Para entender por qué, podemos utilizar una simulación acerca de cómo se extendería una enfermedad ficticia entre la población.


Vamos a llamar a este enfermedad inventada "simulitis". Se extiende incluso más fácilmente que el COVID-19: vamos a suponer que si una persona sana entra en contacto con una persona enferma, la persona sana se contagia siempre.


A continuación, la explicación obtenida del canal de YouTube de Darío Rizzardi:





En un aspecto muy importante, estas simulaciones no se parecen en nada a la realidad: a diferencia de la simulitis, el COVID-19 puede acabar con la vida de personas. Aunque el índice de mortalidad exacto aún se desconoce, parece claro que las personas ancianas son la que corren más riesgo de morir si contraen el COVID-19.


Este es un fragmento del artículo "Why outbreaks like coronavirus spread exponentially, and how to “flatten the curve” de Harry Stevens del Washington Post el 14 de marzo del 2020.

0 vistas

© 2020 by Civilgineering

  • Facebook B&W
  • Twitter B&W
  • Instagram B&W