• Joan Gil

ChipFill - Tapa hoyos termoplástico

Luego de la intensa temporada de lluvia que tuvimos en el mes de noviembre, gran parte de las calles y avenidas de todo el país quedaron sumamente deterioradas con agujeros de todas las formas, tamaños y profundidades. Las autoridades ya han comenzado a reparar y bachear gran parte de estas pero aun tienen un largo camino por delante para concluir con la tarea.

Los hoyos en el asfalto se pueden generar por una gran cantidad de situaciones, siendo la mas común el deterioro que genera la infiltración del agua. Ya sea por una tubería de agua subterránea que se encuentre pinchada o por fenómenos atmosféricos como los del mes de noviembre, el agua siempre será el enemigo no. 1 del asfalto.


Para evitar este tipo de infiltraciones sobre el hormigón asfaltico es primordial que se utilicen los mejores materiales para la fabricación de este, que se utilicen las maquinarias y los métodos más actualizados y por ultimo que se lleve acabo una exhaustiva jornada de mantenimiento de este.


En países más desarrollados que el nuestro se realizan intensas jornadas de mantenimiento para detectar posibles daños y prevenirlos antes de que se conviertan en troneras tan grandes que imposibiliten el tránsito por la vía.


En algunas zonas de Alemania, los equipos de mantenimiento vial cuentan con un reparador de agujeros a base de termoplástico, diseñado para reparar grietas y agujeros pequeños con un diámetro de alrededor de 15-20 cm. Las reparaciones realizadas con ChipFill (nombre del reparador termoplástico) minimizan el riesgo de que los hoyos se agranden y se pueden realizar en solo 20 minutos.

El termoplástico aplicado en caliente proporciona una mejor unión al subsuelo en comparación con los sistemas de reparación aplicados en frío. Cuando se calienta, los aglutinantes del termoplástico se adhieren al betún del asfalto.


ChipFill es una solución temporal que mantiene el costo bajo al evitar que el agua entre al subsuelo y agrande los agujeros, grietas y daños.

Cuando se trabaja con ChipFill, no hay necesidad de maquinaria grande y voluminosa. Puede tenerlo en el vehículo y reparar fácilmente los agujeros o grietas más pequeños a medida que los ve. Todo lo que necesita es un cepillo y un quemador de gas y está listo para reparar sobre la marcha.


ChipFill es fácil de usar y aplicar. Se utiliza el cepillo rígido para limpiar el agujero o la grieta y se precalienta el área con un quemador de gas propano. Luego se rellena una capa de ChipFill de máximo 15 mm y se calienta el material con el quemador de gas. El ChipFill calentado comenzará a ser fluido y seguirá la contextura del agujero o la grieta. Si es más profundo que 15 mm, es importante dejar que la capa se asiente antes de aplicar otra capa encima de la primera. Para lograr el mejor resultado, la profundidad máxima no debe exceder los 45 mm.


Por lo tanto, lo mejor es reparar los orificios antes de la época de lluvias. Con esta nueva tecnología termoplástica todo lo que necesita para aplicarla es un quemador, una escoba y el material termoplástico.


Hace dos años y medio, se aplicó en Mindelsheim y Heilbronn en Alemania. Todavia hoy los orificios están debidamente sellados y cubiertos, por lo que los daños no han aumentado. Con esta tecnología, usted cubre los agujeros y hace una pausa en los daños por un período más largo, hasta que el asfalto se renueva completamente.


¿Crees que sería una buena idea para implementar en nuestro país?

37 vistas0 comentarios

© 2020 by Civilgineering

  • Instagram - Círculo Blanco
  • Twitter - círculo blanco
  • YouTube - círculo blanco
  • Spotify - círculo blanco
  • SoundCloud - círculo blanco
  • LinkedIn - círculo blanco