1er Congreso Internacional de Transporte, Tránsito y Movilidad


Desde el día 30 de marzo al 1 de abril se llevó a cabo el 1er Congreso Internacional de Transporte, Tránsito y Movilidad por el Colegio de Dominicanos de Ingenieros, Arquitectos y Agrimensores (CODIA), en el auditorio Manuel del Cabral de la Biblioteca Pedro Mir de la Universidad Autónoma de Santo Domingo (UASD). El congreso contó con la participación de representantes de Colombia, Brasil, Argentina, México, Ecuador, Chile, El Salvador, Guatemala, Cuba, Suiza, Alemania, Estados Unidos, Polonia y República Dominicana.

En el mismo se desarrollaron temas muy interesantes respecto a la organización del transporte de las naciones y se presentaron proyectos de mucho valor en pro de las mismas.

En este nuevo post estaremos comentando acerca de la actividad. Qué nos gustó, qué no nos gustó y cualquier otra cosa que se nos ocurra de manera de evaluación. Recordamos que no jugamos con la parcialidad política o institucional, somos un grupo independiente que no busca más que el bien colectivo e informarlos en temas de interés relacionados a la ingeniería civil.

BRT’s

Uno de los temas que más se trataron fue la introducción de los Buses de Rápido Transporte (BRT por sus siglas en inglés). BRT es un sistema integrado de transporte que establece carriles exclusivos, estaciones determinadas, facilidades tarifarias e integración con los demás servicios de transporte, reduciendo tiempo, emisiones y aumentando la seguridad de las vías en las ciudades. No conocemos este sistema como nación, aunque se ha hablado de uno parecido, Buses de Rápido Servicio (BRS), en el corredor 27 de febrero de la OMSA y como rutas alimentadoras del metro de Santo Domingo; sin embargo, eso fue a mediados de la década pasada y hoy por hoy el Distrito Nacional cuenta con más de 19,000 vehículos dedicados al transporte, tal y como vimos en la presentación de Ángel Segura, Director de Tránsito y Movilidad de la Alcaldía del Distrito Nacional, una de las mejores presentaciones del congreso sin duda. Todos estos vehículos se encuentran en malas condiciones, chóferes sin preparación, sin respeto a las leyes y peor aun a lo mas preciado, la vida, dominados por una industria que trabaja para el sector público, pero que se maneja como privada porque cuando dicen que no van a trabajar, no lo hacen, aunque el gobierno brinque y patalee. Un desorden increíble.

Ahora, más arriba, cuando mencionamos lo del corredor 27 de febrero y las rutas alimentadoras del metro, fíjense que, primero, lo del corredor ni siquiera fue un BRT como tal, y decimos “fue” porque solo se implementó por un corto periodo de tiempo, era algo denominado BRS, que consiste en carriles “exclusivos” para los autobuses de la OMSA y señales horizontales, que aún podemos ver en todo el trayecto de la vía. Nunca se concretó porque no eran verdaderos BRT’s (ver y analizar definición más arriba), en este sistemas BRS se necesita mucha conciencia de parte del ciudadano y colaboración de los agentes de la ley, ya que esto es lo único que impide que los demás usuarios invadan el carril. Segundo, desde que empezó a construirse el metro se habló de BRT’s, excelente. De este no vimos ni las señales y aún hoy día se siguen haciendo campañas políticas prometiendo BRT’s PARA EL METRO (más adelante les explicamos porque en mayúscula todo).

Nosotros somos usuarios del metro por si acaso, hehe. Pero escuchando a los representantes de Colombia, Brasil y Chile, nos dimos cuenta que, aunque las dos primeras son referencias regionales en materia de transporte, nunca pensaron en un metro por encima de otras alternativas acordes a sus niveles económicos. Primero empezaron a establecer un sistema en las calles de la ciudad y luego que pudieron establecer un orden, pues pensaron en metro, teleféricos y otras alternativas, pero acordes a su realidad económica, en un sistema LÓGICO donde se empiezan a corregir las cosas desde lo mas básico y urgente hasta lo mas general, tal y como nos habló el Expresidente de Metro Cali de Colombia, Mauricio Carvajal y el experto consejero de Musal/BRT del mismo país, Darío Cardona Sosa. En este mismo contexto, Edson Gilmar Barbosa, gerente administrativo de URBS de Curitiba, Brasil, habló de que no es solo cantidad por lo que debemos abogar, como expresó uno de los representantes de la OMSA en su presentación, donde se dedicaron a hacer campaña política (cosa que nunca falta en la presentación de estos tipos) y donde prometieron alrededor de 200 unidades a ser integradas para los meses previos a las elecciones (ñeñeco sabe lo que haríamos en esta situación). Este señor lo dijo en su presentación sobre Control de Operación y Mantenimiento de los Sistemas Integrados BRT y se lo expresó a los de la OMSA en el último panel realizado en el congreso. No es solo cantidad, se necesitan estudios, planeación, integración y mantenimiento, lo que solo se logrará con voluntad política y con la administración de una Institución Única, dedicada al transporte en la ciudad. Claro siempre y cuando esto no afecte los intereses de los sindicalistas, ya que juegan un papel importante en este tema.

Penoso que necesitemos de palabras extranjeras para darnos cuenta de que nuestros sistemas no han pasado, si quiera, por una evaluación previa. O acaso ¿Se habló de BRT antes de la construcción del metro? ¿Se buscaron otras alternativas? ¿Realmente fue la única que hubiese podido tener lugar?

Son preguntas que nunca tendrán respuesta, porque cuando de demostrar se habla, los dominicanos son excelentes en hacer documentos en la actualidad con fechas del pasado.

Teleférico de Santo Domingo

A pesar de que la planeación urbanística ha sido un factor ausente en el desarrollo de la ciudad, tenemos que adaptarnos a lo que tenemos y comenzar a implementar soluciones en ese mismo marco. Jhael Isa, a quien hemos tenido la oportunidad de escuchar dos veces en presentaciones del CODIA, es un joven que forma parte del proyecto de desarrollo de la nueva Barquita, y hablar de la Barquita es hablar del teleférico. Es un proyecto prometedor que se integrará al sistema metro, al igual que el aquabus, que cada día toma más lugar en la gran ciudad de Santo Domingo. Lamentable el hecho de que solo en su presentación se habló del teleférico de la ciudad, pero en artículos posteriores pensamos hablar del mismo.

Bicimetro

Señores, una de las propuestas más innovadoras presentadas en el proyecto fue este sistema llamado Bicimetro, diseñado por el arquitecto dominicano Richard Moreta. Una excelente idea que ha llamado la atención de países como Reino Unido, Estados Unidos, Alemania y de República Dominicana. No leyeron mal, aunque el proyecto no se ha presentado formalmente a los dirigentes políticos, es uno de los tantos que se tomarán en cuenta para el futuro próximo de la ciudad.

Quisiéramos felicitar al arquitecto por su magnífica trayectoria y este increíble proyecto, pero ¿República Dominicana está preparada para algo así?

No tenemos una ciudad organizada, la delincuencia está en niveles altísimos, las personas no tienen educación y ¿vamos a invertir 3 millones de dólares por kilómetro en un proyecto de uso de bicicletas? Para la comunidad pensante y amante de la sostenibilidad es sin duda un proyecto increíble, pero sabemos que una vez que se haga realidad no va a funcionar como tal. Somos un país que anda en SUV’s (jeepetas) y vehículos privados por tres razones: primero, el transporte público es desordenado y está en malas condiciones; segundo, la delincuencia; y tercero, somos agentao’.

El uso de las bicicletas está en aumento, pero consideramos que, por el momento, nuestra ciudad no está preparada para un proyecto de tal envergadura, aunque si podría estarlo si empezamos a mejorar desde ya los puntos expresados anteriormente, cosa que conlleva mucho trabajo y tiempo.

Lamentablemente, debemos ir asimilando la idea porque, aunque no estemos preparados, el proyecto tiene una capacidad política increíble y podría ser utilizado en las próximas campañas.

Seguridad Vial

Aunque el desarrollo de este tipo de proyectos trae consigo avances apreciables en la proliferación de políticas en materia de seguridad vial, esta se trató de manera especial en este congreso. Muchas fueron las presentaciones acerca de la prudencia, el uso responsable de bebidas alcohólicas y los proyectos en pro de la seguridad vial. Una de las conferencias más jocosas fue la de Othon Sánchez, director de los programas preventivos y la Secretaría de Seguridad Pública de la ciudad de México. Este señor trajo consigo ideas interesantísimas y metodologías de aplicación de los programas de alcoholímetros. Mostró resultados y nos dice que, si su país pudo, nosotros también. Nuestro respeto para este señor que mantuvo su integridad en todo momento y demostró que es parte esencial de este tipo de programas en su nación.

El diputado Rafael Tobías Crespo, nos puso en contacto con la ley de movilidad y nos detalló sus artículos, además de los planes futuros para el buen desarrollo y aplicación de esta ley. La psicóloga Odaliza Mera, presidenta de Smart Preventive, nos habló de sus experiencias al volante y de las reacciones y emociones a las que estamos expuestos al momento de conducir cualquier vehículo. Este tema es sin duda uno de los más discutidos hasta el momento y lo desarrollaremos en otra ocasión con más detalles.

Los ausentes

Algo que nos llamó la atención, y analizando el programa de conferencias nos dimos cuenta de la fehaciente realidad de nuestro panorama político. Acostumbramos a poner los nombres de personalidades públicas en los programas, pero al final los presentes reciben las disculpas y le dan paso a un representante. Aquí no fue la excepción, el alcalde Roberto Salcedo, el directo de OPRET y metro Diandino Peña, el director de la OMSA Manuel Rivas, el director de la OTTT Héctor Mojica y algún otro que se nos haya escapado, brillaron por su ausencia en este congreso internacional, muy diferente a directores de instituciones y campañas a nivel mundial, que tomaron de su valioso tiempo y abordaron un vuelo hacia la República Dominicana. La idea se supone que es reunir las figuras destacadas en el tema tratado y buscar soluciones ¿no?

Lo bueno

No estamos criticando la actividad, nuestra intención no es esa, solo analizamos los temas que se trataron, y consideramos que fueron muy buenos. Agradecemos a la ingeniera y maestra, Yindhira Taveras por la invitación a este y otros innumerables eventos que han sido el agua para esta semilla que pronto empieza a crecer, de igual manera agradecemos al CODIA y felicitamos por tan importante actividad que trae tanta luz a nuestro País, esperemos que esta luz quiera ser vista por la autoridades y de no ser así, pues sigamos adelante realizando eventos como este, aportando nuevas técnicas, realizando propuestas y ya verán que algún dia llegara este tan anhelado cambio.

El CODIA se comprometió a redactar una serie de propuestas en pro del desarrollo del transporte en República Dominicana que, posteriormente serian remitidas al gobierno central e instituciones pertinentes para llevarlas a cabo a su debido tiempo y con los estudios e investigaciones necesarias para beneficio de la población. Se logró la colaboración de la ONU para tratar los temas de seguridad vial en el país.

Todo el que asistió al evento se benefició en muchos sentidos, en especial este grupo que busca establecer un hito en el desarrollo de la Ingeniería Civil en la República Dominicana.

No olvides comentar, nos interesa lo que puedes decir.

#CODIA #IngenieríaCivilRD #Civilgineering #TransporteRD

19 vistas

© 2020 by Civilgineering

  • Instagram - Círculo Blanco
  • Twitter - círculo blanco
  • YouTube - círculo blanco
  • Spotify - círculo blanco
  • SoundCloud - círculo blanco
  • LinkedIn - círculo blanco