Turismo Sostenible, ¿Para qué?


Como dominicanos nos sentimos muy orgullosos de nuestras playas, el clima, los paisajes y una serie de elementos que en verdad no nos hacen sentir orgullosos sino hasta el momento en que nos encontramos en frente de un turista. Lamentablemente eso es lo que vendemos como orgullo, pero es algo que debemos cambiar desde ya y, de echo lo estamos haciendo, para evitar que el orgullo se transforme en lamentos.

No nos queda de otra que hablar de turismo en esta entrega, así se titula, ¿no? Por lo que aparte de mencionar lo que representa de nuestro PIB y criticar la parte económica (ni hablar), nos basaremos en los impactos ambientales que ha provocado el turismo, y como los mismos se pueden traducir en la desaparición del turismo convencional de nuestros países.

En 2012 el sector turismo aporta el 7.7%; en 2013 el 8.4%; y llegamos al 2015 y nos encontramos con un aporte del 16% del PIB, un incremento exorbitante comparado con años anteriores. Entonces, ¿Qué tenemos? Tenemos un sistema con políticas aparentemente establecidas y beneficios claros. Sin embargo, la gestión ambiental ha estado ausente dentro de su estructura y actualmente representa el pilar faltante para el equilibrio de la misma.

El asunto es que lo sabemos, sabemos desde principios de la década pasada que debemos integrar la gestión ambiental y dedicarle especial atención a los ecosistemas que se encuentran en la zona de atracción turística. A veces viajamos a otro país porque tiene hermosas montañas, ríos preciosos y otras bellezas naturales, pero solo nos limitamos a quedarnos en el hotel y a las zonas aledañas al mismo. Lo importante es que ya entramos al país y generamos un ingreso para el mismo, aunque no consumamos de esa belleza que nos presentaron en los afiches y anuncios televisivos. La próxima vez, si nos dicen que la montaña o el río no están, a través de una campaña de protestas ambientales, simplemente no volvemos y vamos a otro sitio con montañas y paisajes hermosos. Eso nos demuestra que no solo la calidez humana influye. Tenemos una serie de factores que, aunque no se consuman, atraen, y eso es lo que debemos cuidar.

Ajá…

Mallorca, España, nos demostró eso hace unos años, y aún siguen implementando programas para mejorar la calidad ambiental que le ofrecen a sus turistas. Desde 2005 los problemas ambientales debido al turismo en la isla más grande del archipiélago balear, Mallorca, han florecido para manchar su marca. A medida que fue atrayendo a más personas, la urbanización se hizo presente y, con ello, una mayor producción de residuos y emisiones de gases de efecto invernadero, lo que se traduce en contaminación de las costas, lo que representa la erosión y futura desaparición de los arrecifes de coral, atractivos ideales para los turistas.

Naturalmente, los grupos ecologistas y la población misma denunciaron esa degradación ambiental que sufrían las islas del archipiélago, no solo Mallorca; y (lógico) la consejería de Medio Ambiente del gobierno se puso a trabajar en pro de la conservación del medio ambiente. Se realizaron estudios, se implementaron tecnologías y educaron en nuevas metodologías de servicios. Todo esto porque entendieron, tal y como dijo Joaquín Tintoré en 2006, director del Instituto Mediterráneo de Estudios Avanzados en ese entonces, que la isla “representa un laboratorio natural ideal del estado y dinámica del Mediterráneo en su conjunto, por lo que su estudio científico puede contribuir a establecer patrones de cambios climáticos y de su funcionamiento biogeoquímico”.

El ejemplo del impacto usado al principio fue solo eso, un ejemplo. Hay muchos más entre los que destacan la desaparición de focas, aves, plantas, etc. Y lo más interesante, estos son patrones que podemos ver en todos los lugares que desarrollaron su cultura turística en la década pasada o antes. Por lo que no tenemos que irnos tan lejos, podemos ir a Bávaro y encontrar el mismo modelo de urbanización, contaminación y degradación del ambiente. Y peor aún, aunque tenemos leyes que rigen ese tipo de actividad, no las cumplimos, por lo que los impactos han sido mayores.

¿Cuándo descubrimos esto?

En 2007 ya lo sabíamos, en el informe sobre “Efectos del Cambio Climático sobre el turismo de la región de Bávaro y Punta Cana, República Dominicana” encontramos que se registra ascenso del nivel mar, incremento de la temperatura, cambios en el patrón de precipitaciones, incremento de eventos meteorológicos extremos, incremento del CO2 en la atmosfera y una serie de factores que se vieron afectado por el desarrollo turístico de la zona.

Para este año se registró un aumento de la llegada de turistas al país, un total de 519,997 que arribaron solo en el mes de enero. En 2014 este sector generó RD$6,811 millones, ya para la primera mitad del 2015 se había alcanzado casi esa totalidad, imaginen los resultados a final de año y los que se producirán en este nuevo año 2016. A pesar de todo lo que se ha generado, no tenemos tortugas en las costas de Bávaro y Punta Cana.

Todo lo que hacemos repercute en la naturaleza porque modifica el ecosistema que había formado. La iluminación de las costas significa un cambio para las misma y, por ende, su penosa ausencia. Si estas no encuentran lugar donde anidar, no podrán reproducirse, y ya todos sabemos lo que eso significa.

Para 2010 la laguna de Bávaro era víctima de la contaminación por vertido de aguas residuales, pero lo grave del caso es que está protegida por el decreto 309-95. Desde el 1995, y para 2010 no fuimos capaces de adoptar ese decreto.

Para final de década comenzamos a ver que todo esto nos afectaba, pero las cosas nos duelen cuando empiezan por el bolsillo, de manera que se comenzó a introducir tecnología y aplicar metodologías diferentes que ayudaran a reducir los daños. Es así como vemos proyectos que involucran criaderos de tortugas y plantas de reciclaje de residuos sólidos en Punta Cana, vertimiento de arena en las playas, plantas de tratamiento de aguas residuales más eficientes, piscinas sin cloro, utilización de fertilizantes orgánicos y programas del Banco Mundial para el manejo del agua y limpieza de costas.

Para el 2014 la laguna Bávaro fue reconocida con el sello de “Dominican Treasures”, reuniendo las condiciones necesarias para considerarse un sistema sostenible. Actualmente se realizan actividades deportivas y recreación en la misma.

Sin embargo, la erosión, contaminación y degradación de los arrecifes siguen siendo problemas que nos afectan estrepitosamente.

Cuando en Mallorca reconocieron todos los beneficios del turismo sustentable, empezaron a cambiar las cosas. Se instalaron luces LED en el alumbrado, representando 20% de ahorro de energía; construyeron gasineras para transporte público de gas natural; ya se habla de puertos verdes y una serie de soluciones que poco a poco se desarrollan hasta lograr sus objetivos.

¿Qué podemos hacer?

En República Dominicana las cosas son más lentas, pero al igual que otros países, tomaremos conciencia poco a poco. Solo espero que el poco a poco no se convierta en nunca por la poca participación ciudadana respecto a estos temas.

Podemos hacer muchas cosas a favor del turismo sostenible. Somos conocidos por ser muy creativos, ¿no? ¿O eso lo hemos dichos nosotros de nosotros mismos? De todos modos, tenemos la capacidad para crear paquetes turísticos ecológicos que impliquen estadía en habitaciones que funcionan con paneles solares, visitas en vehículos que funcionen con gas natural, etc; o simplemente apagar las luces de las playas y crear modelos de hoteles que no reflejen luz hacia las playas de noche; o creando programas de concienciación ambiental dinámica y entretenida para todos los hospedados en los hoteles.

Hay muchas opciones e ideas de las que quisiéramos saber, si conoces más comenta, aporta tu idea para desarrollarla en uno de los temas de nuestro Civilgineering Podcast y hablar con expertos sobre su posible implementación.

Las fuentes consultadas fueron:

1) Turismo y deuda ambiental

2) BID Turismo RD

3) Turismo Verde, Baleares

4) Laguna Bávaro

5) Mallorca, un paraíso ecológico

#Mallorca #EcoRD #Ajá #Bávaro #TortugasRD

16 vistas

© 2020 by Civilgineering

  • Instagram - Círculo Blanco
  • Twitter - círculo blanco
  • YouTube - círculo blanco
  • Spotify - círculo blanco
  • SoundCloud - círculo blanco
  • LinkedIn - círculo blanco